Las comunidades y los problemas más comunes que deben resolver.

Las relaciones entre los vecinos en una comunidad, pueden derivar en graves enfrentamientos o conflictos si no se les da una solución adecuada. El originen de la mayoría de los conflictos, es por la falta de entendimiento o por el desconocimientos de la legislación vigente.   Goodplace ha identificado las soluciones a los cuatro principales problemas en las comunidades.

 

1.- Morosidad: Se calcula que el 20% de los vecinos tiene al menos 1 gasto común pendiente o atrasado.   Si bien, estar moroso por un mes, incluso dos meses, no permite iniciar la solicitud de corte de luz, existen varias alternativas para remediar el atraso.

Nuestra primera alternativa como administradora, es dar más opciones de pago.  El hecho que muchos condominios solo tengan la opción de transferencia en línea, dificulta la posibilidad de ponerse al día.   Nuestra empresa, viene trabajando desde hace un tiempo con el sistema de pago webpay, el cual permite no solo pagar con la tarjeta de débito, sino que habilita el uso de las tarjetas de créditos, con condiciones de pago adaptadas a la realidad de las comunidades.

2.- Actividades molestas, peligrosas, nocivas o insalubres: A menudo las comunidades deben soportar el ruido de vecinos que organizan fiestas de madrugada, entre otras.  Como primer punto, hay que establecer por escrito las acciones indeseadas en la comunidad, identificando claramente las sanciones. Sin embargo, un punto importante de nuestro accionar es mediante la conciliación y mediación, a través de nuestros profesionales.

Como segunda medida de acción, es recurrir a las “Unidades de Justicia Vecinal”, las cuales son un programa desarrollado por el Ministerio de Justicia que busca acercar a la ciudadanía formas de resolución de conflictos vecinales y comunitarios, de una manera ágil, transparente y eficiente. Bajo estándares modernos, basados en experiencias nacionales e internacionales, estas unidades de justicia vecinal ponen a disposición de las personas un modelo de atención que involucra a profesionales altamente calificados en Conciliación, Mediación y Arbitraje

Todo ello para resolver problemas comunes para los vecinos y que no encuentran una vía de canalización y solución adecuadas.

3.- Instalación de infraestructuras en la comunidad: Cada día son más las comunidades, tentadas por las compañías de celulares, para habilitar en sus techumbres sus antenas de comunicación.  A parte del estudio de factibilidad técnica, que entre otras, define la capacidad del edificio en soportar el peso de la estructura, las comunidades deben decidir los planes de inversión que se realizarán gracias al ingreso.  Solo a través de este plan, se podrá votar considerando los costos y beneficios de la medida.

4.- Supresión de servicio de portería, conserjería o aseo: Casi el 75% del gasto común puede representar el personal.  Debido a esto, no es menor la decisión de reducir los costos involucrados. No obstante es una decisión de la comunidad, lo ideal es informar los riesgos y problemas que involucra tal decisión.

Algunas preguntas que hay que considerar en la decisión son:

-          ¿La comunidad tiene personal para retirar la basura comunitaria?, considerando la hora que pasa el camión recolector.

-          ¿Se han tomado resguardo para fortalecer a la comunidad en cuanto a robos, asaltos o desmanes?

-          ¿El sistema de citofonia permite la comunicación directa desde la calle a los deptos?

Todos los puntos pueden ser solucionables, incluso puede ser la oportunidad para mejorar la comunidad. Alternativas de citofonia moderna, externalización de servicios de aseo y guardias, son opciones que muchas veces logran reducir en un 50% los costos, sin perder esos servicios.

 

No existen soluciones generales para aplicar en las comunidades, siempre es importante escuchar a las partes,  considerando todas las variables, para que la decisión final sea acorde a la realidad de copropietarios.

Agregar un comentario